¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene diarrea?

Dra. Suzanne Berman

¿Qué se considera diarrea?

La mayoría de los niños tienen un par de episodios de diarrea leve al año. Las deposiciones pueden ser más líquidas, más frecuentes, o ambas. Como la mayoría de los niños pequeños sanos tienen períodos en los que producen 3-4 deposiciones por día, generalmente no nos preocupamos a menos que el niño tenga más de 6 deposiciones flojas en un día: es prácticamente imposible que se produzcan consecuencias seria, como deshidratación, si el niño produce 4-5 deposiciones flojas por día y se lo ve bien en general. De hecho, en algunas etapas de la vida del bebé, este tipo de deposiciones son necesarias. Los niños, en especial los más pequeños, tienen deposiciones variadas, dependiendo de si toman leche materna o de fórmula (maternizada), pero esto es completamente normal.

¿Cuál es la causa de la diarrea?

La diarrea en los niños es producida casi siempre por una enfermedad viral (como la gastroenteritis o “catarro estomacal”). Con frecuencia, la diarrea viral va acompañada de vómitos y algunos días de fiebre. Este tipo de diarrea puede durar de 3 a 10 días. La diarrea también puede estar provocada por la dieta. Cualquier variación en la dieta del niño puede producir deposiciones blandas. En los niños pequeños, muchas veces es resultado del exceso de jugos (más de 6 onzas por día), refrescos o cafeína.

La “diarrea de dieta” generalmente va y viene, pero puede durar desde algunas semanas hasta meses. Si usted sospecha que la dieta de su hijo le está produciendo deposiciones flojas, lleve un diario y tráigalo al consultorio para que lo revisemos juntos.

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene diarrea?

  • Déjelo hacer caca. Por empezar, recuerde que la diarrea es el método natural del organismo para librarse de los gérmenes en el intestino. Por lo tanto, lo mejor es dejar que la diarrea viral siga su curso. Incluso en el caso de muchas diarreas causadas por bacterias (como salmonella y E. coli), lo mejor es dejar que sigan su curso. Es posible que las deposiciones sean abundantes y hasta explosivas, pero mejorarán con el correr de los días.
  • Déjelo comer, si el niño lo desea. A menor que la dieta de su niño incluya demasiados dulces (incluyendo el jugo), no es necesario introducir modificaciones especiales en su dieta. A veces los niños sufren retortijones junto con la diarrea, por lo que no tienen demasiado apetito. Esto es normal, el niño recuperará el apetito aproximadamente en una semana. Muchos médicos solían recomendar la eliminación de todos los productos lácteos y de determinados alimentos sólidos de la dieta. Las últimas investigaciones indican que esto no es necesario: no hace que el niño mejore más rápido, y sí que esté hambriento (y, por lo tanto, malhumorado).
  • Mucho líquido. Anime a su niño a beber gran cantidad de líquidos, a fin de mantenerlo bien hidratado. Su hijo puede beber agua, leche, jugo, paletas heladas, Kool-Aid diluido, limonada, o lo que le guste. Recuerde evitar las bebidas muy dulces, ya que pueden empeorar la diarrea. Evite también en lo posible los refrescos con cafeína (té, cola).
  • No utilice Imodium para detener las deposiciones en niños menores de 12 años. En algunos (raros) casos, y para ciertos tipos de diarrea, el Imodium puede producir efectos secundarios peligrosos.
  • No utilice Pepto-Bismol. El Pepto-Bismol contiene salicilatos (similares a la aspirina). Al igual que otros productos que contienen aspirina, no debe administrarse a los niños a menos que así lo indique el médico. Si su hijo tiene vómitos además de diarrea, puede ayudarlo con algunas modificaciones a su dieta hasta que los vómitos se detengan. (Vea nuestra hoja de información sobre los vómitos.)

¿Cuándo debo preocuparme por la diarrea?

La mayoría de las diarreas pueden tratarse en casa. Pero en los siguientes casos, lleve a su hijo a un chequeo:

  • Sangre o mucosidad en las deposiciones.
  • Su hijo tiene dolor abdominal muy severo.
  • La diarrea dura más de 10 días sin ninguna mejora.
  • Su hijo parece estar deshidratándose. (Vea nuestra hoja de información sobre la deshidratación para saber cuáles son los síntomas).
  • Su hijo tiene menos de 6 meses. (Los niños muy pequeños se deshidratan más rápido que los mayores).
  • Su hijo parece muy enfermo, apático o aletargado.
Print Friendly
Last modified 09/3/11