¿Cuál es la frecuencia de alimentación usual para bebés y niños en edad de caminar?

La alimentación es importante para que su bebé crezca y se desarrolle de forma saludable. La siguiente información está pensada para responder a las preguntas que usted pueda tener acerca de la alimentación de su bebé.Recuerde: éstas son pautas generales. Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. Si tiene alguna pregunta sobre la alimentación o nutrición de su hijo, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Nacimiento a 4 meses

Durante los primeros 4-6 meses, el único alimento que necesita su bebé es la leche materna o la leche maternizada (fórmula) fortificada con hierro. El bebé no necesita agua, jugo, cereal, alimentos para bebés ni alimentos de mesa hasta los 4 meses. Aunque mucha gente solía recomendar la alimentación temprana, hoy en día sabemos que no es una buena idea, porque:

  • Los bebés crecen bien y aumentan de peso dándoles sólo leche o fórmula.
  • La leche materna y las leches maternizadas brindan una nutrición muy completa, y contienen todas las proteínas, grasa, vitaminas y minerales que los bebés necesitan.
  • Si se alimenta al bebé con sólidos en esta primera etapa (antes de que los músculos de la cabeza y cuello adquieran coordinación), pueden atragantarse y tener arcadas con las texturas extrañas.
  • Si se alimenta al bebé con sólidos en esta primera etapa, puede desarrollar alergias y asma.
  • Los bebés que toman demasiada agua o jugo en lugar de leche pueden tener problemas para aumentar de peso, y desarrollar un desequilibrio de sodio en sangre.
  • La leche de vaca es demasiado concentrada para los riñones del bebé.

En algunos pocos casos, recomendamos darle al bebé pequeñas cantidades de agua o jugo si está muy estreñido, o espesar las tomas de biberón con cereal de arroz en casos severos de reflujo (regurgitación). Si su bebé necesita estos cambios, nosotros se lo haremos saber. En caso contrario, limítese a la leche materna o maternizada hasta los 4 meses de edad.

Recomendaciones para alimentar a un bebé muy pequeño:

  • Tenga a su bebé en brazos y háblele mientras lo alimenta. Si el momento de la alimentación es placentero, su bebé se sentirá feliz y seguro.
  • Para evitar las caries dentales por biberón y la otitis, no haga dormir al bebé con el biberón en la boca.
  • No hay ningún motivo para forzar a un bebé a terminarse el biberón. Si usted está preocupado porque cree que su hijo no come lo suficiente, consúltenos.

4-6 meses:

El bebé está listos para empezar a alimentarse con cuchara cuando puede:

  • Sentarse con un poco de ayuda y girar la cabeza.
  • Abrir la boca e inclinarse hacia adelante.
  • Inclinarse hacia atrás y voltear la cabeza.
  • Aceptar una pequeña cantidad de alimento de una cuchara sin sacar la lengua.

Algunos bebés estarán listos a los 4 meses, y otros tendrán que esperar hasta los 6 meses. No se apresure; y recuerde que la mejor guía es su propio bebé. Desde el punto de vista nutricional, la leche del bebé sigue cubriendo todas sus necesidades. La alimentación por cuchara sirve sobre todo para practicar las habilidades en desarrollo, y para divertirse. No se estrese, haga que el momento de la alimentación sea tranquilo y disfrute de este período de descubrimientos junto a su bebé.

Recomendaciones para comenzar la alimentación con cuchara:

  • Comience con cereal de arroz para bebés. Aligere el cereal con leche materna o de fórmula. La consistencia debe ser similar a la Cream-of-Wheat. No agregue azúcar ni miel.
  • Luego de que su bebé haya probado el cereal, ofrézcale vegetales de sabor suave hasta los 6 meses de edad. Las mejores opciones al comienzo son las zanahorias, guisantes (chícharos) y la calabaza (zapallo). Puede comprar los alimentos para bebés de la "primera etapa", o pisar sus propios vegetales en casa.
  • Comience con pequeñas cantidades cada vez, 1 o 2 cucharaditas. Utilice una cuchara del tamaño adecuado para el bebé al alimentarlo.
  • Recuerde: tenga paciencia con los alimentos nuevos. Déle a probar de a uno por vez. Deje pasar 3 días antes de darle a probar otro alimento nuevo.
  • Los primeros alimentos deben contener un solo ingrediente; no utilice mezclas ni "cenas preparadas". (Si el bebé es susceptible a alguno de los ingredientes, usted no sabrá a cuál).
  • Esté preparado para que el niño rechace los nuevos sabores y texturas al comienzo. Si su bebé rechaza la comida, deténgase. Pruebe con otro alimento y vuelva a introducir el alimento rechazado en una o dos semanas.
  • No agregue alimentos al biberón. Esto confunde al bebé, pues no sabrá qué sabor y textura esperar del biberón.
  • No utilice los alimentadores (feeders) infantiles. Estos dispositivos en forma de jeringa básicamente fuerzan los alimentos sólidos a los niños. Un bebé normal jamás necesitará esto. O bien es muy pequeño para comer de una cuchara (y, por lo tanto, aún no necesita alimentos sólidos), o puede comer un poco de la cuchara, aún cuando no parezca que come "suficiente". Por favor consúltenos con sus dudas antes de recurrir a este método.

¿Cómo sé si mi bebé es susceptible a un alimento?

Los vómitos o diarrea severos, sarpullidos o respiración sibilante pueden ser síntomas de susceptibilidad a un alimento determinado. Por otro lado, pueden ser sólo una coincidencia. Si observa una reacción de su bebé a un alimento, suspéndalo de la dieta. Vuelva a intentarlo en unas semanas. Si el problema persiste, consúltenos.

Ejemplo de plan de alimentación: Bebés de 5-6 meses de edad

  • Desayuno: 4-6 cucharadas de cereal para bebés, 6-8 onzas de leche
  • Media mañana: 2-4 onzas de leche
  • Almuerzo: 2-4 cucharadas de vegetales bien cocidos, 6-8 onzas de leche
  • Media tarde: 4-6 onzas de leche
  • Cena: 2-4 cucharadas de vegetales bien cocidos, 6-8 onzas de leche

6 meses

Éste es un buen momento para incorporar las frutas. También puede ofrecerle al niño un poco de jugo en una tacita entrenadora (sippy cup). Siga ofreciéndole cereales y vegetales.

  • Introduzca la fruta después de que su bebé haya probado distintos vegetales. (Los bebés que prueban las frutas antes de los vegetales tienden a rechazar estos últimos, ya que no son tan dulces). También en este caso, lo mejor es usar ingredientes únicos al principio.
  • Aproximadamente al mismo tiempo que empieza con las frutas, puede probar el jugo. Ofrézcale jugo en una tacita entrenadora (sippy-cup) y no en biberón; recuerde que el biberón sólo debe contener leche de fórmula o materna. El jugo puede producir caries, así que no le ofrezca jugo a la hora de dormir.
  • Al comienzo, es probable que su bebé necesite mucha ayuda con la taza, pero con algo de práctica aprenderá a usarla solo. Las tazas tienen mayor velocidad de flujo que las tetinas, con las que el bebé tiene que succionar activamente.

7-8 meses

Éste es un buen momento para incorporar las carnes. (Si usted ha decidido criar a su hijo como vegetariano, podemos sugerirle fuentes alternativas de proteínas). Usted puede usar alimentos preparados para bebés con carne, o prepararlos en casa de la siguiente manera:

  • Hierva, cueza, escalfe, guise o cocine la carne a fuego lento hasta que esté tierna. (No la fría).
  • Quite toda la grasa, huesos y piel de la carne después de cocinarla.
  • Procésela en licuadora hasta que no tenga grumos, mezclándola con caldo, leche
  • Otras fuentes de proteína: ricotta, queso cottage pisado y yogur común. Cuando su bebé ya pueda sentarse sin apoyo, coger cosas pequeñas con el pulgar y el índice, y tenga algunos dientes, usted puede empezar a ofrecerle alimentos de mesa:
  • Ofrézcale una cuchara o alimentos para comer con la mano que tengan más textura, como cereales secos sin endulzar, tostadas, granos cocidos, vegetales pisados, frutas blandas, carne o frijoles picados o pisados, y trocitos de queso.
  • Permita a su bebé alimentarse por sí mismo en cuanto empiece a mostrarse interesado en esto. Es cierto que esto es más desprolijo que alimentarlo usted, pero permitirle comer solo es importante para su desarrollo.
  • Ofrézcale alimentos con distintos colores, texturas y sabores. Ofrézcale alimentos sin azúcar ni sal agregada.
  • Las salchichas, nueces, patatas fritas (chips), palomitas de maíz, semillas, muesli (granola) y vegetales duros (como las zanahorias crudas) pueden ser peligrosos para los bebés y niños en edad de caminar, ya que pueden atragantarse.

Ejemplo de plan de alimentación: Niños de 8-12 meses de edad

  • Desayuno: 6-8 cucharadas de cereal para bebés o cereales para adultos enriquecidos con hierro cocidos, 2 cucharadas de fruta blanda, 6-8 onzas de leche
  • Media mañana: 2-4 onzas de jugo sin endulzar (en taza) y 1/2 a 1 tostada
  • Almuerzo: 2-4 cucharadas de vegetales blandos, 1-3 cucharadas de carne pisada o picada, o frijoles pisados, 6-8 onzas de leche
  • Media tarde: 2-4 cucharadas de frutas blandas o tostada, 2-4 onzas de agua
  • Cena: 3-4 cucharadas de vegetales blandos verdes o amarillos, 3-4 cucharadas de fruta o vegetales blandos

12-15 meses

Después del primer año de vida, disminuye la velocidad del crecimiento, y también disminuye el apetito en la mayoría de los niños. Los niños que eran voraces de bebés, pueden volverse más selectivos a la edad de caminar. Esto es muy normal, y no debe preocuparse siempre y cuando la dieta del niño en edad de caminar coma una dieta balanceada. Si usted está preocupado por la ingesta de su niño, consúltenos.

Recomendaciones para alimentar a los niños en edad de caminar:

  • Después del primer año, cuando su bebé ya coma suficiente cantidad de alimentos de los cuatro grupos alimentarios, estará listo para beber leche de vaca entera de una taza.
  • Por lo general, los niños menores de 2 años no deben tomar leche descremada, porque no aporta las calorías y ácidos grasos esenciales que necesitan.
  • Como su niño probablemente coma poco en cada comida, es necesario ofrecerle tentempiés (snacks) para balancear su dieta. Ofrézcale tres comidas regulares y 3 tentempiés pequeños y nutritivos al día.
  • Recuerde que hay que controlar la cantidad de alimentos y bebidas dulces, como galletas, dulces, gelatina, refrescos, jugos de fruta y alimentos muy salados o con mucho aceite, como las patatas fritas (chips). Estos alimentos son agradables, pero si se los ofrece con demasiada frecuencia, pueden hacer que su niño no tenga apetito para los alimentos necesarios.
  • El jugo es delicioso, pero consumido en exceso es sólo calorías vacías, al igual que el exceso de refrescos. Limite el jugo a 6 onzas al día.
  • Si su niño ya está bebiendo de una taza, ¡felicitaciones! De lo contrario, es hora de animarlo a que la use. Los niños deberían dejar el biberón por completo a la edad de 15 meses.
  • Los niños en edad de caminar siguen necesitando algún tipo de rutina. El momento de las comidas debe ser lo más tranquilo y predecible posible.
  • La auto-alimentación es uno de los primeros grandes pasos de su niño hacia la independencia. Puede ser más sucio. Tenga paciencia y aliéntelo. (Le recomendamos cubrir el piso con plástico o periódicos para facilitar la limpieza).

15-24 meses

Llegado este momento, los niños ya deben comer porciones más pequeñas de lo que come el resto de la familia (excepto alimentos potencialmente peligrosos, como palomitas de maíz, maníes, pasas, muesli (granola), etc.; espere a la edad de 4 años para introducir estos alimentos).

Recomendaciones para alimentar a los niños más grandes:

  • Dé un buen ejemplo. Por lo general, su niño comerá lo mismo que usted.
  • Puede parecer que el niño no come casi nada, pero tenga en cuenta que necesita mucho menos alimento que los adulto (que tienden a comer de más, dicho sea de paso). Guía fácil de porciones mínimas: 1/4 a 1/2 taza de cualquier comida.
  • Anime al niño a probar al menos un bocado de las comidas nuevas. Si el niño la rechaza, vuelva a introducirla más adelante.
  • Déle de comer a los niños antes de que lleguen las visitas. Los niños requieren mucha atención a la hora de las comidas, y muchas veces resulta imposible dárselas cuando hay invitados.
  • Recuerde ofrecerle agua al niño para beber. Los niños en edad de caminar no deben beber más de 16 onzas de leche y 8 onzas de jugo al día. Si realmente tienen sed, aceptarán el agua. Si rechazan el agua y sólo quieren leche o jugo, lo que realmente desean es una "dosis de calorías".